Amiga, date cuenta

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

…Estoy pensando seriamente en dejar de leer…me escribió una amiga con quien comparto afición por la lectura.

Lo primero que se me vino a la mente fue que, acaso, estaría atravesando por un problema visual ante lo que mi prudencia prevaleció.

¿Pero, cuál es tu motivo, para tan repentina decisión? Le devolví como respuesta a su mensaje.

-Temo que me tilden de capitalista-, respondió.

Amiga, daté cuenta que no tiene nada que ver el goce de leer con ser capitalista, no le encuentro conexión… tecleé lentamente en el celular.

Recordé entonces que, en mis días de catedrática en la Universidad de Campeche, me tocó impartir la materia Historia Mundial Económica y Social, y en el temario, que tenía importantes conceptualizaciones sobre economía y capitalismo, jamás se vinculó el capitalismo con la lectura de libros.

-Es que un individuo, de cuyo nombre no puedo, o no quiero, acordarme acaba de decir precisamente eso…que la lectura por entretenimiento o goce ¡es un acto de consumo capitalista!; al leer tal aseveración yo, que con creces he adquirido mis libritos, me puse a pensar si tiene razón.

¡Qué barbaridad amiga! solo porque tú, que eres una persona seria, me lo dices, lo creo. ¡Es inaudito ese falaz pensamiento!

Y además pienso. ¿Nuestro circulo de lectura de mujeres, podría recibir el adjetivo de circulo capitalista solo porque leemos libros comprados?

…o prestados, porque acuérdate que algunos títulos son difíciles de conseguir en las librerías locales, por lo tenemos que pedirlo prestado a su dueña. Además, no olvidemos que una de las pocas actividades disfrutables, en medio de la santa pandemia de nuestros días, es justamente leer.

¿Entonces, se trata de una desafortunada aseveración del sujeto que lo dijo?

¡Por supuesto!, o fue un desliz verbal o “se le fue el avión”.

No estoy segura, pero dicen que aquel personaje es el responsable de la edición de los libros de textos gratuitos en el país.

¡Válgame! pero bueno, aquí el punto es que no es cierto que leer, porque nos dé la gana o por simple placer si se quiere, represente un acto consumista y menos capitalista. Leer es aprender, educarse, formarse y divertirse. Es conocimiento y trascendencia.

Amiga, date cuenta, hoy en día no todo lo que se dice tiene valor o importancia.

Parafraseando a Saramago, pensemos: ¿Qué clase de mundo es este que puede mandar máquinas a Marte y no hace nada para detener estériles pensamientos?

Conformes con nuestra percepción ambas decidimos, en ese momento, ponernos a leer.

“Pluma Campechana”.
Por Bertha Paredes M; Escritora y asesora cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s