¿Qué pasa con la seguridad en estadios de béisbol?, casos de Nueva York y Washington

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Qué tal amigos de Campeche al Día! En nuestra colaboración de esta semana revisaremos dos hechos que ponen en alerta la seguridad tanto hacia dentro como hacia afuera de los estadios de béisbol, seguridad que debe garantizar al 100% la protección tanto de fanáticos como de los jugadores.

El sábado de la semana pasada en dos de los estadios más populares de la Grandes Ligas, coincidentemente el mismo día, sucedieron eventos de índole violento que mostró que la seguridad es un tema al que hay que ponerle mayor énfasis por el bien de este deporte.

El primero, el más lamentable, ocurrió en las afueras del National Park cuando se jugaba la sexta entrada el partido sabatino entre los Nacionales de Washington y los Padres de San Diego. En ese momento se escucharon disparos en las inmediaciones del parque de pelota trayendo como consecuencias que cientos de aficionados, desconcertados y temerosos, buscaran salir apuradamente del estadio.

El pánico se apoderó de bastante gente que, sin control, buscaron alejarse del lugar sin saber, a ciencia cierta que estaba ocurriendo.

Al parecer, según reporte del departamento policial de Washington, se trató de un intercambio de disparos entre los ocupantes de dos autos afuera del estadio y cerca de la entrada por tercera base. Hubo heridos entre ellos, pero, por fortuna, ningún aficionado resultó lesionado.

El tema, por supuesto, despierta inquietudes acerca de que este tipo de eventos violentos sucedan a las puertas de un vigilado estadio de béisbol. Y, también, analizar los protocolos de control de salida de las personas que presenciaban el juego.

El otro incidente, menos violento, tuvo lugar nada menos que en Yankee Stadium cuando se jugaba la sexta entrada, otra coincidencia con el partido entre Nationals y Padres, y el jardinero mexicano de los Medias Rojas de Boston Alex Vergudo obsequiaba una pelota a un fanático que se ubicaba en las gradas.

Otro fanático atrapó la bola y la lanzó de vuelta contra la humanidad del jugador de Boston. Ahí empezó el problema; Verdugo respondió a la agresión con un sentido reclamo y enseguida tuvo el apoyo de sus compañeros de equipo.

¿Cómo acabo el asunto? El agresor fue identificado, detenido y echado del estadio para toda su vida. Si, así de excelente la medida de los Yankees que tomaron la decisión de prohibirle a esta persona jamás poder volver a ingresar al Yankee Stadium. Persona no grata para el béisbol.

En Nueva York, se resolvió bien este asunto, pero dejo alertas sobre la agresividad de algunos fanáticos que llevan su pasión deportiva al extremo violento.

Por último, sobre este mismo tema, otro suceso, pero este ocurrido en la Liga Mexicana en un partido entre el Águila de Veracruz y los Pericos de Puebla. Yasiel Puig fue golpeado, luego de 3 lanzamientos muy cerrados sobre su persona, se vaciaron las bancas y hubo golpes y empujones. En la apreciación de este columnista, Puig no propició este incidente; en cambio, era lógico, se molestó y respondió ante 3 pelotas que buscaban golpearlo.

¡Hasta la próxima!

“Peripatético”
Por Bateador No. 10. Critico y analista de múltiples cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s