Una fotografía sobre Campeche

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quedan par de semanas para la elección del próximo 6 de junio. Una elección federal que definirá el futuro del país y un proceso local que determinará el rumbo del estado.

A estas alturas de las campañas políticas, la mayoría de los mexicanos tienen una idea de lo que ofrecen los candidatos que buscan una curul en la Cámara de Diputados y los campechanos, también en su mayoría, ya conocemos lo que ofrecen las y los candidatos que aspiran gobernar la entidad.

La integración de la nueva Cámara Federal es fundamental para que la nación se mantenga articulada y funcionando con la fuerza de las instituciones y no con el poder concentrado en un solo punto.

La conformación de un nuevo gobierno estatal es clave para que la entidad defina el rumbo que tendrá por los próximos 6 años.

El factor clave de esta elección es, sin duda alguna, el ciudadano que vota. El voto es la columna vertebral que sostiene la democracia mexicana que, recordemos, tardó años en fraguar derivando en solidas instituciones públicas que acotan el poder político. Este camino avanzado no se debe retroceder por ningun motivo.

En el caso de Campeche, está en juego la consolidación de los logros alcanzados. Alguna fuerte razón debe existir para que los ciudadanos siempre hayan optado por la propuesta tricolor para la gubernatura. Sin ir muy lejos, se tiene infraestructura médica, educativa, urbana, turística y se ha consolidado la geografía municipal con 13 municipios.

Si pudiéramos sobreponer una fotografía del Campeche de ayer sobre el Campeche de hoy, serían extraordinarios los cambios que todos percibirían. Campeche ha crecido y seguirá creciendo porque ese es su destino.

Campeche es un estado de excelente prestigio nacional e internacional. Lograr ser reconocidos no ha sido fácil ni gratis. Somos referencia agradable. Un lugar privilegiado que se ha ganado picando piedra. Una tarea en la que todos hemos aportado.

Y bueno, la actual contienda electoral puede resumirse entre dos opciones: una de ideas jóvenes y otra de ideas antiguas en la forma de ser gobierno. La primera, ofrece defender a Campeche y la segunda, promete la llegada de una transformación semejante a la que ya se aplica en todo el país.

En este contexto, vale la pena señalar una ventaja que caracteriza al campechano y es que ya nadie “puede llevarnos al baile” pues ahora existe la posibilidad, gracias a las benditas redes sociales, de conocer y reconocer el historial y la trayectoria de los candidatos.

Entonces, en este contexto, a la hora de tomar su decisión las y los electores tienen escaso margen para equivocarse sobre a quién otorgarán su confianza. Al tiempo.

“Pluma Campechana”.
Por Bertha Paredes M; Escritora y asesora cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s