Juventud, ideas, propuestas y futuro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Han trascurrido los primeros 15 días de campaña y el joven candidato está cumpliendo su prometido objetivo de caminar calles, colonias, comunidades, ciudades y municipios para visitar a las familias campechanas y enterarles de sus propuestas sobre el desarrollo y crecimiento del estado.

En cada sitio al que acude recibe la simpatía y generosa confianza de la gente que lo reconoce de otras tantas ocasiones en que ha andado por estos lugares. No necesita presentación, pero igual se presenta y asume el compromiso de dar respuestas y soluciones a los problemas y necesidades.

Saluda. Escucha. Dialoga. Responde. Reflexiona. Atiende. Anota. Sonríe. Cada ciudadano es importante.

Sus ideas son novedosas y sus propuestas contienen la certidumbre de que van a mejorar la vida de las familias que abren las puertas de sus viviendas y lo reciben. Todos buscan la foto del recuerdo. El candidato recibe la cálida hospitalidad del padre, la madre, hijas e hijos que reciben su mano franca y le devuelven sincera confianza.

Con toda la fortaleza de su juventud, este hombre recorre par de municipios por día; mañana, tarde y noche son propicios para reunirse con ciudadanos de los diversos sectores poblacionales. Aquí todos importan y a todos, dedica tiempo y atención.

Christian Castro Bello anima e ilumina cada sitio a donde va. Contagia de su energía y alegría de vida. Y lo más trascendente: tiene credibilidad en lo que dice y hace. En su historial político no hay una sola mancha. Eso agrada y suma puntos a su campaña.

En 15 días ya recorrió los municipios del estado. Antes de que acabe la campaña, los volverá a recorrer una y otra vez. Es incansable por su juventud que se combina, excelentemente, con su experiencia como el servidor público probado que es.

Y otro punto a favor. Su familia. Que es soporte de sus convicciones y espacio en que abrevó enseñanzas, que ahora compartirá con nueva gran familia campechana que a diario crece.

En los próximos días seguirá caminando y tocando puertas de los hogares campechanos. Cuando toque en su puerta, ábrale. Recíbalo. Pregúntele por sus propuestas. Platique con él. Sugiérale lo que les gustaría para el futuro estado. Súmese a su proyecto que es el proyecto común de lo nuestro, lo local, lo campechano y lo confiable.  

Campeche esta ante la oportunidad de seguir construyendo su futuro. De usted, de nosotros, de todos depende el rumbo que habrá de tener la entidad a partir de septiembre. No hay mucho que pensar ni darle vueltas. La opción, indiscutiblemente, está bien clara. Juventud, ideas, propuestas y futuro definen el camino correcto.

“Pluma Campechana”.
Por Bertha Paredes M; Escritora y asesora cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s