Campeche: los tres filtros de Sócrates

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Despierta la ciudad de Campeche y el mar amanece alejado del malecón. Es el síntoma del mal tiempo, de un “norte”, dicen en la radio. Entonces pienso que no hay motivo de que preocuparse porque el agua marina, tarde o temprano, volverá a su nivel. Así de sabia es la naturaleza.

En estos primeros días del segundo mes del año, en que se intensifican las actividades políticas, como que la habitual tranquilidad citadina, igual, se aleja un poco; ¡es por el año electoral! y no, no lo dicen en la radio, esta vez es mi propio pensamiento que lo advierte.

Entonces reflexiono si debemos tener motivos para preocuparnos; si la calma acostumbrada, en semejanza al agua del mar que recupera su espacio… ¿volverá sola?. La respuesta, esta vez, no provendrá de la naturaleza; serán las personas las que deberán acopiar particular sabiduría para elegir el rumbo correcto.

Lo sabemos. Tendremos pronto renovación de autoridades. En esta ocasión, las elecciones serán diferentes a lo que siempre hemos conocido. Me refiero específicamente a que el cercano proceso electoral ocurrirá en medio de una crisis sanitaria que nos tiene impuesto límites en conductas habituales de vida y limitantes de convivencia social. Pero, como dijo el poeta, la vida va, la vida sigue. No queda más que aceptarlo y adaptarnos.

Desde mi punto de vista, considero que estamos ante una gran oportunidad de hacer lo correcto y conveniente. Pensemos, por ejemplo, ¿Nos gusta cómo está el actual entorno nacional? ¿Eso, es lo que verdaderamente deseamos como ciudadanos?, ¿Estamos contentos con los resulatados? Al respecto, cada quien tendrá su respetable opinión. Porque en gustos se rompen géneros. Eso que ni que.

Ahora Campeche. A nivel local el estado tiene un buen nivel de desarrollo, eso es indiscutible; y, agrego sólo dos puntitos más: es una entidad con excelente nivel de seguridad y es el estado que mejor ha manejado la pandemia; este último dicho, no es mío; es un reconocimiento nacional e internacional otorgado por diversos medios informativos. Por algo será. Seguro se han hecho bien las cosas.

Al fragor de las batallas que se anticipan, no el desierto como escribió José Emilio Pacheco, sino en la contienda electoral se verterán cientos de promesas que podrían tener el efecto del llamado “canto de las sirenas”.

Para evitar caer en el garlito, nada como aplicar los tres filtros que aconsejaba Sócrates: 1.-verificar si las promesas tienen la posibilidad de convertirse en realidad; 2.-. si lo que se promete tendrá un efecto positivo en nuestras vidas y familias; y, 3.- si lo prometido será de utilidad para nuestro futuro. 

Por ultimo, comparemos. ¿De verdad convendría aceptar una copia del modelo nacional actual?, O, convendría más apoyar lo campechano. Lo local. Lo conocido. El perfil joven que asegura mantener unido a Campeche y trabajar por el futuro con certidumbre; donde no quepa duda que, como el agua del mar siempre retorna a su nivel, la tranquilidad será garantía.

“Pluma Campechana”.
Por Bertha Paredes M; Escritora y asesora cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s