Por trabajo a distancia, home office, patrones proporcionarían equipo de cómputo y pagarían parte del costo de internet y electricidad de sus empleados

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) Luisa Alcalde Lujan, informó que esta semana entró en vigor la reforma al Artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo en materia de Teletrabajo o home office, así como las obligaciones que tanto empleadores como las y los trabajadores deben cumplir.

“A partir de hoy se reconoce el desempeño de actividades remuneradas en lugares distintos al establecimiento del patrón, por lo que no se requiere la presencia física en el centro de trabajo; por ello, es fundamental contar con reglas claras para que este modelo de trabajo genere beneficios mutuos y abra nuevas posibilidades de empleo digno”, detalló la titular de la dependencia.

Las nuevas disposiciones beneficiarán aquellas relaciones laborales que se desarrollen en más del 40% del tiempo, en el domicilio de la persona trabajadora, bajo la modalidad de home office, o en un domicilio distinto elegido por el trabajador.

Alcalde Luján, explicó que para hacer efectivas las condiciones del trabajo a distancia debe firmarse un convenio entre las partes para establecer las obligaciones y derechos, con la salvedad de mantener el principio de reversibilidad, es decir, la posibilidad de que, cuando sea conveniente, se pueda solicitarse el regresar a una modalidad presencial. Cada quien conservará un ejemplar del convenio.

De acuerdo a lo estipulado en la reforma a la ley, se define como teletrabajo o home office, aquel que se ejecuta habitualmente para un patrón, en el domicilio del trabajador o un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo. Esta modalidad es una forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño de actividades remuneradas y que no requiere la presencia física de la persona trabajadora en el centro de trabajo al desempeñar su actividad laboral mediante el uso las tecnologías de la información y la comunicación.

Entre las nuevas obligaciones para las empresas se encuentran: proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el trabajo en casa como equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros; pagar los salarios en la forma y fechas estipuladas; asumir costos derivados de esta forma de trabajo incluyendo, en su caso, el pago de servicios de telecomunicación, internet y la parte proporcional de electricidad y respetar el derecho a la desconexión de las personas al término de la jornada laboral, entre otras.  

Por su parte, las y los trabajadores deberán: resguardar y conservar los equipos, materiales y útiles que reciban del patrón; informar sobre los costos pactados para el uso de los servicios de internet, teléfono y del consumo de electricidad derivados del trabajo a distancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s