Último día del 2020

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya es el último día del año 2020. Un año complejo e incierto al que sobrevivimos en medio de una pandemia mundial. Somos sobrevivientes. Muchos seres humanos no tuvieron esa fortuna, sin importar el lugar del orbe donde habitaban.

Hoy más que nunca la letra de la icónica canción de Tony Camargo para despedir al año viejo ha perdido sentido. Al contrario, este año indiscutiblemente es para olvidarlo. 

Por supuesto, sin dejar de lado la oportunidad que la naturaleza nos entregó para que la humanidad tomara unas necesarias cucharadas de “humildad” y mostrarnos cuál es nuestro lugar en el planeta.

Pienso en ello mientras recorro la ciudad y lleno mis ojos con las imágenes de la maravillosa estampa que ofrece Campeche, este Campeche donde me tocó vivir. Es el obsequio que le entrego a mi alma, luego de tantos días de calamidad compartida con el mundo.

Sin importar el espacio geográfico donde se viva, cada persona ha vivido la pandemia de forma distinta. No hay historias iguales, a pesar de conllevar el sentimiento de indefensión ante la implacable adversidad.

Nos han enseñado las reglas y protocolos de seguridad para combatirla; la responsabilidad, entonces, en buena parte ha sido estrictamente personal o familiar. Si la gente no cree o no aplica las recomendaciones, eso no está en nuestro control. Solo podemos responder por nosotros mismos.

En unas horas habremos dejado atrás el 2020 e iniciaremos el nuevo año, ya no con las expectativas de la antaña felicidad y prosperidad sino con la certidumbre de que la desigual batalla contra el invisible virus, continúa.

Somos sobrevivientes no se olvide. Los súper héroes solo son de historietas. Por ello, pasar la página de este 2020 es un logro de cada uno de nosotros.

Vendrá el 2021 con su complejidad incrementada porque siendo un año electoral se renovarán autoridades. Lo vivido en los últimos meses, nos otorga una perspectiva exacta del futuro que queremos.

El mundo tiene claro que la pandemia no está en vías de extinguirse y se extreman precauciones. Es cierto, ya hay una vacuna, o varias vacunas, disponibles para inmunizar a la humanidad. Pero el proceso será lento y largo. Tendremos, de nuevo, que adoptar esa virtud llamada paciencia.

Ultimo día del año 2020, desde “Campeche al Día” dejo un saludo fraterno y brindo porque el nuevo año sea distinto.

“Pluma Campechana”.
Por Bertha Paredes M; Escritora y asesora cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s