La confianza, una valiosa virtud en la política

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Inexorables caen las ultimas hojas del calendario del 2020. Un año inédito, difícil, incomprensible a veces, pero que nos ha permitido saber de qué estamos hechos los mexicanos. En particular, al enfrentar la crisis sanitaria que nos ha tenido como sociedad y país preocupados cada quien, a su entender, por conservar la preciada salud.

En este tramo final del año, junto con la noticia mundial de que pronto estará disponible la vacuna para enfrentar la contagiosa enfermedad, el tema político ocupa gran parte del espacio informativo y el interés ciudadano.

Y no es para menos, en el 2021 tendremos elecciones para renovar buena parte del organigrama político del país.

Lo acontecido en el año que termina, sin duda alguna tendrá repercusiones en la forma de ver las cosas y en la toma de decisiones entre los mexicanos que son la columna vertebral del electorado que votará en los próximos comicios.

En este contexto, nadie puede decirse engañado o desinformado. Los hechos están ahí y cada persona tiene su respetable opinión.

Entre todo lo que hemos vivido durante los últimos 300 días, se destaca el preponderante papel que ha tenido Alejandro Moreno Cárdenas como un actor político que ha elevado la voz para decirnos que todavía hay oportunidad de hacer, lo que se tenga que hacer, para levantar el decaído ánimo nacional.

El liderazgo del priista se ha cimentado desde la oposición política al partido actualmente en el poder. Su figura, presencia e ideas han estado presentes en medio de la incertidumbre que la contingencia sanitaria nos ha impuesto.

No sé, al menos con certeza, de otro político de relevancia nacional que tenga el impacto que Alejandro imprime a su labor como líder máximo de un partido político.

Dirigir el partido que encabeza, presidir la COPPAL, escribir en medios nacionales para posicionar sus ideas, dialogar con los sectores sociales, negociar con empresarios y ser pieza clave para concretar diversas alianzas con otros institutos políticos nacionales, pensado en las próximas elecciones, son ejemplo de su gran capacidad de negociador.

A ello, sumemos el reciente éxito electoral en Coahuila e Hidalgo que representan, se quiera ver como se vea, es un voto de confianza ganado a pulso entre los mexicanos que no están de acuerdo con el incierto rumbo que lleva la nación.  Otro punto a su favor es que Moreno Cárdenas tiene una virtud difícil de igualar en estos tiempos: tiene palabra; y por esta razón, genera confianza entre la gente.

Pronto llegará la navidad y vendrá el año nuevo; en este período de reflexión, por un lado, bien vale la pena recordar que en las democracias decide el ciudadano; por el otro lado, no es un secreto que en la época que vivimos ningún partido tiene escriturado el poder político y, tampoco, ningún partido está acabado. La oportunidad sigue ahí y el presidente del partido tricolor lo sabe perfectamente.

“Pluma Campechana”.
Por Bertha Paredes M; Escritora y asesora cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s