Dos giras y un mismo objetivo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tabasco está pasando por malos momentos. Las inundaciones le han cambiado el rostro al paraíso tropical. Puede que no sea oportuno hablar de responsabilidades. Habrá tiempo para eso.

El ejemplo de Tabasco, tiene en alerta a uno de los municipios más pintorescos del estado: Palizada.

Ubicado a la orilla del río del mismo nombre, este municipio campechano colinda límites con el territorio tabasqueño. Coincidiendo en esta característica de ubicación geografía con otras localidades de la vecina entidad.

Como consecuencia de lluvias y escurrimientos pluviales, Palizada ha superado el nivel de alerta de la creciente del cercano río; por este hecho, la preocupación ha sido consecuencia natural tanto para la población que ahí radica como para las autoridades locales y estatales.    

Ante esta situación el gobernador Carlos Miguel Aysa González instruyó, a la columna vertebral de su gabinete, poner como prioridad la salvaguarda del municipio. Nada de esperar a recibir llamadas de auxilio. Al contrario, la estrategia es prevenir y anticiparse. Ir al municipio.

Funcionarios de las dependencias estatales del ámbito económico, seguridad, desarrollo humano, protección civil y desarrollo rural se apersonaron al municipio para analizar que hace falta, que necesita la gente e instrumentar una ágil entrega de apoyos.

El propio gobernador agendó dos días de trabajo en Palizada; encabezó reuniones de evaluación situacional, instrumentó acciones de reforzamiento de los bordes del río en todos los lugares donde pudieran inundarse, entregó alimentos para ganado, en lancha recorrió y visitó localidades vulnerables, supervisó la situación de carreteras para mantener segura la comunicación terrestre y reforzó acciones de asistencia médica para todos los que lo necesiten.

El nivel del río Palizada sigue en alerta, pero igual están en alerta las autoridades competentes y eso tranquiliza a la población.

Un par de días después, el gobernador realizó otra gira de trabajo; esta vez visitó Tenabo, un municipio ubicado al norte de la entidad.

Aquí las necesidades son de otra índole, pero los apoyos entregados cumplen su propósito de hacer más cómoda la vida de las personas.

En una sola jornada Aysa González inauguró calles pavimentadas, banquetas nuevas y guarniciones, cancha de usos múltiples, la rehabilitación de unidades de riego, una nave ganadera, un nuevo campo deportivo que, en forma conjunta, son obras que contribuyen al bienestar comunitario.

Dos giras y un mismo objetivo: atender y servir a la gente. Esa es la filosofía del gobernador de Campeche.

“Pluma Campechana”.
Por Bertha Paredes M; Escritora y asesora cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s