Literatura, premios y cosas de la vida diaria

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En tiempos de pandemia… poesía. El comité del Premio Nobel de Literatura 2020, decidió otorgar el galardón a la poeta estadounidense Louise Glück, quien lleva 52 años escribiendo y publicando.

Debo confesar, que por no resultar de mi género literario favorito, no estoy tan familiarizada con su obra, pero debo reconocer una línea suelta que atrapa y despliega la fuerza de lo que ella escribe. “Miramos el mundo una vez en la niñez. El resto es memoria”, bellamente expresa.

En los contextos actuales, esta frase resulta una muy interesante forma de reflexionar; muy oportuna diría, para los tiempos de crisis sanitaria que se viven en el mundo y que mantienen incierto, el “antes” anhelado futuro.

Esta frase de Louise me trae a la memoria el libro “Las pequeñas memorias” de otro Premio Nobel, pero del año 1998, José Saramago (quien sí es de mis autores favoritos). En esta pieza, como la recién galardonada poetisa, el autor también evoca y recrea recuerdos de su infancia.

“El mundo es tan bonito y yo tengo tanta pena de morir”, diría la abuela de Saramago tras la muerte del abuelo. ¡Vaya que las grandes piezas literarias en verdad son atemporales! – pienso. O bueno, cabe la posibilidad que también sean proyecciones de una lectora que siente constantemente anhelo.

Tal pareciera que, arrancada de las páginas de algún libro, hablar de la muerte es un tema que ha encontrado espacio entre los asuntos habituales de nuestra sociedad desde que el coronavirus se hizo presente en nuestras vidas.

En este sentido, lo escrito por Saramago, lo siento más cercano; ¿y cómo no?, si el mundo continúa siendo tan bonito (al menos desde mis recuerdos de anhelo), que entiendo perfecto el sentir de pesadumbre generalizado que tenemos, ante la altísima cifra de personas que han dejado el plano terrenal.

Oscar Wilde, escritor inglés cuyo aniversario se conmemora este octubre, escribió: “Nos pasamos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”. Pareciera que ese instante es ahora… ahora que tenemos tiempo de pensar en todo lo que hemos vivido y lo que nos falta por vivir.

Con esta sabias palabras, también atemporales, entiendo que este momento de nuestras vidas es clave y que la mentalidad de sobrevivir debe ser implacable. Supongo que para ello, para sobrevivir, el consejo obvio y jamás sobrante, es seguirnos cuidando y no bajar la guardia, no confiarnos o ceder ante el anhelo, y que por vivir ahora lo que podremos retomar después, nos juguemos la verdadera posibilidad de continuar nuestros planes y sueños.

Confieso que la inconmensurable influencia del virus que nos ronda, se ha posicionado sobre mi inicial pensamiento de dedicar estas líneas a la noticia de la entrega del Nobel de Literatura. Sin saber realmente, si las novedades de la segunda ola de contagios influyó en mi pluma, en mis decisiones literarias o en mi interpretación de las mismas; lo que sí les puedo decir es que ante la disminución de nuestras actividades acostumbradas, esta amiga suya les invita a tomar aquel libro que siempre hemos querido leer o experimentar con ese autor que nos ha llamado la atención.

Ahora es cuando, el momento para viajar a otros tiempos, a otras historias y otras tierras, al menos a través de la lectura y la buena compañía que siempre nos brinda un hermoso cuento, una curiosa fábula, una seductora poesía o una novela de suspenso.

¡Hasta aquí les dejo, nos leemos en nuestro próximo encuentro!

“Pluma Campechana”
Por Bertha Paredes M.
Escritora y asesora cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s