Reflexión de septiembre

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ha pasado el aniversario 210 de la independencia; distinta, distante, inédita y fugaz ha sido, este año, la conmemoración que, por instantes, nos puso a pensar en qué país estamos viviendo, y también hacia dónde vamos como nación… a causa de la COVID-19.

Cierto el virus es la causa, pero el efecto es lo que los mexicanos estamos permitiendo, o no, que suceda. A lo largo del país no se vislumbra lo que siempre no ha hecho fuertes, ese pacto social que conocemos como Unidad Nacional para enfrentar lo que haya que enfrentar y salir adelante.

Al contrario, como dicen que anda moviéndose el coronavirus, hasta en el aire se percibe una sensación de polarización ciudadana. Con rayitas pintadas de un antes y un después; con nosotros, sin pedirlo ni quererlo, en medio.

De un hoy y un ayer circunscritos hacia el pasado, pero evadiendo mirar al futuro. Esto es lo que nos ha dejado la pandemia; es pregunta, no afirmación.

En este contexto, septiembre también es el mes del banderazo inicial del denominado año electoral del 2021 porque como dice la letra de la legendaria canción del grupo británico Queen: The Show Must Go On, muy ad hoc para el tema que nos ocupa.

El escenario nacional, poco a poco, está siendo ocupado por el asunto político que nos subirá a la ola y hará arribar el próximo año, a lo que se ha llamado, la elección más grande de la historia política del país.

Se nos ha revelado que en este proceso electoral estarán en juego 21, 000 cargos públicos, o lo que viene siendo lo mismo, habremos de elegir a 21 mil nuevas autoridades de todos los niveles y colores. Del costo económico que significará organizar todas las etapas del proceso mejor ni hablar. En cambio, recordemos que están empadronados para votar 95 millones ciudadanos que lo harán, si todavía no se concreta y se masifica la distribución de la vacuna contra el COVID, con las debidas precauciones de sana distancia y uso de mascarillas. Además, otros 8 millones de ciudadanos estarán como funcionarios de casillas. ¿Le seguimos a las cifras? quizá en nueva ocasión que lo amerite.

Si sirve de consuelo, vale señalar que en otras partes del mundo la cosa no pinta mejor. El coronavirus vino a cambiar el escenario mundial que conocíamos. Pero, a pesar de ello, también siguen las elecciones, como la de Estados Unidos, el próximo 3 de noviembre del año en curso. Igual, hay desencuentros ciudadanos, como en España donde tampoco la están pasando bien.

¿Qué queda? Mantener la confianza de que todos los ciudadanos, del mundo, que creemos en la vida y en el futuro somos auténticos sobrevivientes y saldremos adelante.

“Pluma Campechana.”

Por Bertha Paredes M. Escritora y asesora cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s