Atardeceres en Campeche

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin duda una de las rutinas que más se ha extrañado, en este insólito capítulo de vida que nos ha tocado, es el disfrute de los maravillosos atardeceres en el malecón de la ciudad de Campeche. Por razones del cuidado de la salud de las personas, ese espacio estuvo un tiempo con circulación restringida en horario de la tarde-noche. Una estratégica medida que coadyuvó a cumplir los protocolos de “Sana distancia” y “Quédate en casa” que implementaron las autoridades sanitarias de la entidad.

Ahora que algunas actividades citadinas están de vuelta, también en el malecón se ha vuelto a permitir el tránsito vehicular y peatonal, vespertino y nocturno, con los debidos cuidados que el sector salud recomienda para una sana convivencia en la vía pública. Claro, esperando que la ciudadanía cumpla a carta cabal los protocolos de convivencia social para salvaguardar la salud de personas y familias.

De nueva cuenta es posible tener la oportunidad de caminar a la orilla del mar y admirar las exquisitas puestas de sol que son deleite para el alma y nos recuerda que la vida es finita y que, mientras estemos en este mundo, tenemos el deber de vivir al máximo.

Los atardeceres en la bahía de Campeche son eternos. No hay virus ni nada que impida que, tarde a tarde, el sol cumpla su ciclo diario de perderse en el horizonte. Así ha sido y así será sempiternamente. Y como decía un apreciado amigo, además su disfrute “es gratis”.

Por ello, estemos conscientes, de que quizá tenga que pasar mucho tiempo antes de regresar al modo habitual en que solíamos vivir pero, en tanto, hay que celebrar todo lo bueno que nos obsequia la bendita naturaleza.

La apertura de actividades en el malecón, trae aparejada la reactivación de algunos eventos culturales. Por ejemplo, el espectáculo de las Fuentes Marinas que, con estrictas medidas de control en el acceso y un cupo limitado a 100 personas, ha sido reabierto al público. Aquí la vale la pena destacar el esfuerzo de la Secretaría de Cultura para instrumentar medidas sanitarias, capacitando a su personal en estas nuevas funciones laborales. Por supuesto, el público asistente igual tiene que poner de su parte respetando y acatando las recomendaciones para ingresar al área reservada.

Pero si, por alguna razón, las familias no están listas para salir al malecón a mirar los bellos atardeceres que la naturaleza regala o mantienen sus reservas para asistir a distraerse con las Fuentes Marinas, existen otras opciones que esta oficina tiene a disposición, vía medios digitales, para que los campechanos no pierdan el vínculo con las actividades culturales en todas sus disciplinas.

Mencionaré algunas, pero hay más opciones: libros descargables, conciertos de las OSCAM, espectáculos de danza, eventos musicales en vivo, variadas convocatorias de concursos literarios locales y nacionales, entre otros, son parte de lo que se ofrece a quien requiera un espacio de conocimiento, aprendizaje y entretenimiento en estos tiempos en que cuidar la salud es máxima prioridad.

Porque como dice el gobernador Carlos Miguel Aysa González: “En Campeche, la salud de las familias está por encima de cualquier interés; por ello seguiremos aplicando todas las medidas sanitarias que garanticen la tranquilidad de la población pensando siempre en el beneficio de las familias campechanas”.

“Pluma Campechana”
Por Bertha Paredes M. Escritora y asesora cultural.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s