¿El verano cambia?

Captura de pantalla 2020-07-18 a las 3.02.41

Por Luis Carranza.

¿Será que las estaciones del año no varían?, y el mundo continúa girando alrededor de su propio eje cada 24 horas, como también su movimiento de traslación que dura un año para darle la vuelta al Sol.

En esta, que pareciera ser la lógica del clima, se entiende que la humanidad tendrá que seguir disfrutando o sufriendo los cambios de la naturaleza durante las cuatro temporadas del calendario, cuando que la historia nos reseña de todo, ¿pero será que este año 2020 el verano cambia?

Pensemos que en este año sí, las cosas son distintas por muchas razones, sobre todo, para quienes perdimos a un ser querido más, por la Covid-19.

En este contexto, una mujer sencilla, con carácter y valentía, pero a cual más de honorable, que tenía el noble propósito de sacar adelante a su prole y como algo de muy adentro de su ser, ayudar a mucha gente pobre que no tenía siquiera a donde caerse muerta.

De esa talla fue Lupe Beltrán, así simplemente como se le conocía, pero que de pila llevaba el nombre de Guadalupe de la Candelaria Beltrán Acosta quien falleció el pasado miércoles 8 de julio.

Ella alguna vez comentó que inercialmente fue cayendo, si vale el término, en la vorágine del servicio social, asumiéndose como lideresa, sin querer queriendo, pues a ella se deben muchos asentamientos construidos en las faldas de los cerros que rodean la ciudad de Campeche, originalmente hechos con maderas y láminas de cartón, que deprimían el paisaje que mal era observado al arribo aéreo, por lo que las primeras invasiones de terrenos ahí o en los bajos conocidos como akalché, creo, fueron inducidos por políticos de moda con los que bien se llevaba.

Actualmente son casas bien hechas de material mayormente con vistas preciosas de la ciudad de San Francisco de Campeche, incluido su mar maravilloso.

Doña Lupe Beltrán era muy lista, inteligente, que siempre por las buenas negociaba con las autoridades y que sin embargo, existen aún algunos asentamientos irregulares, sin títulos de propiedad.

Conversaba doña Lupe que por encargo de alto funcionario del gobierno, invadíó lotes o predios de particulares, como por ejemplo, pero no el único caso, el cerro de “La Escalera” a la entrada de la Ciudad Concordia reservado para el plan frustrado de construir ahí, la Universidad Obrera de Campeche al nivel de la que existe en Yucatán.

Los tiempos cambian y la escuela de doña Lupe Beltrán no la asimilaron bien sus malos imitadores, que rayan hoy en delincuentes vulgares y extorsionadores, de los que las autoridades actuales se encargan inclusive metiéndolos a la cárcel tras de las denuncias y algunos, importados de otros estados, pero lo cierto, como motor principal de esta nota, es que nuestra homenajeada, líder de colonias populares doña Lupe Beltrán, será recordada por mucho tiempo.

Que descanse en paz.

 

Fuente: Semanario Horizonte Campeche.

Descárgalo en: Semanario Horizonte Campeche 920.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s