Senado de la República reconoce que derechos de las mujeres han sido afectados durante el coronavirus

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con la participación del Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, la Alta Comisionada para los derechos humanos de la Organización para las Nacionales Unidas ONU, Michelle Bachelet y la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica Para América Latina CEPAL Alicia Bárcena, el Senado de la República llevó a cabo el conversatorio virtual: Derechos Humanos de la Mujeres, retos ante el COVID 19.

El canciller mexicano reconoció que la actual crisis sanitaria es la más grave que hemos vivido como generación y que “vemos que la situación económica y social está ensanchando los índices de la pobreza y probablemente perdamos muchos de los avances que teníamos ganado en esta materia; de igual forma, observamos un renacimiento en contra de los derechos de las mujeres que podrían ser afectados”, aseguró Ebrard.

Por su parte, la titular de SEGOB indicó que uno de los retos es mantener el cumplimiento de los derechos de las mujeres que están siendo vulnerados, “Durante esta pandemia las mexicanas ha sido las más propensas a perder su empleo, recibir una rebaja en sus salarios e incluso trabajar sin ingreso; no podemos permitir que en la nueva normalidad se sigan reproduciendo roles de violencia machista”, apremió Sánchez Cordero.

En su intervención la Alta Comisionada de la ONU, señalo que ante el recrudecimiento de la violencia contra las mujeres en el marco de la epidemia del COVID 19 es necesario replantear la forma de ofrecerles respuesta y apoyos más eficaces, “Si se continúan con las medidas restrictivas en los próximo seis meses habrá unos 31 millones nuevos casos de violencia doméstica en todo el mundo”, enfatizó Bachelet.

La presidenta de la CEPAL, fue un poco más específica al indicar que los países de América Latina y el Caribe se van a enfrentar a recesión económica más grande de su historia. “Van a crecer la pobreza y la desigualdad; en el continente, conservadoramente se perderán 38 millones de empleos y habría 29 millones de personas que asumirían el status de pobreza; Estamos en un punto de quiebre en la región por lo que urge un nuevo modelo de desarrollo y distribución de la riqueza”, alertó Bárcena.

En lo general, el conversatorio organizado por la Cámara de Senadores compartió la preocupación por una probable crisis alimentaria, no por escasez de alimentos, sino de capacidad económica de un grueso de la población para adquirirlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s