Anécdotas en días de “cuarentena”: Beisbolistas que perdieron la vida en accidentes aéreos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Qué tal amigos de Campeche al Día!

En el tercer mes de la falta de actividades deportivas, derivado de las medidas de seguridad que nos mantienen confinados “en cuarentena” ante la epidemia del coronavirus, son bastantes los medios deportivos que ante la escasez de novedades han optado por recordar memorables partidos jugados, jugadores sobresalientes, resultados de campeonatos y todo tipo de anécdotas para mantener “vivo” el ánimo de los fanáticos mientras se regresa a lo que seguramente llamarán “la nueva normalidad deportiva”.

Bajo esta tónica, esta semana haremos lo propio y recordaremos una serie de noticias que han sido trágicas en el mundo del béisbol profesional y están ligadas a los aviones.

Ahora bien, ¿Por qué decidí compartir este tema precisamente ahora? Porque este 14 de mayo el universo de la Major League Baseball MLB, rememoró la trayectoria del extinto pitcher Roy Halladay que en esta fecha estaría cumpliendo 41 años.

Halladay falleció en 2017 en un trágico accidente aéreo cuando volaba su avioneta sobre el mar de Florida. Le apodaban “el Doc” y tuvo la gloria, entre otros méritos, de lanzar el juego perfecto numero veinte en la historia de las grandes ligas cuando pitcheba para los Filis de Filadelfia.

En retrospectiva, en 2006, el lanzador de los Yankees de Nueva York Cori Lidle se estrelló con su avión Cessna contra un céntrico edificio de la ciudad de Nueva York. Muchos aficionados tuvimos la oportunidad de seguir “en vivo” el reporte de este accidente a través de la cadena CNN. Un triste recuerdo.

Unos años antes en 1979, se fue de este mundo uno de los jugadores consentidos, también de los Yankees, el cátcher Thurman Munson que durante una práctica de vuelo su aeronave se vino a tierra y perdió la vida.

Por último, debo mencionar el caso más conocido y lamentable final de una gran carrera como jugador de béisbol. Se trata del avionazo en que pereció Roberto Clemente que jugaba para los Piratas de Pittsburgh. La historia es emotiva. Después de un terremoto en Nicaragua, Clemente viajaba en un avión llevando víveres para los damnificados cuando la nave cayó al mar.

En su memoria fue creado el premio “Roberto Clemente”, que cada temporada se entrega al pelotero que mejor representa al béisbol en términos de personalidad, trabajos en la comunidad, filantropía y contribuciones positivas tanto dentro como fuera del campo.

Para cerrar la semana, trascendió que el Gobierno Federal anunció un plan para el regreso paulatino a las actividades deportivas; en particular, el gobierno de la Ciudad de México ya fijó fecha y consideran que a partir del 1° de junio, autorizarán el reinicio de algunos deportes con la condición de que no haya público ni en canchas ni estadios.

Además, todo indica que otras 15 entidades del país estarán iniciando preparativos para retomar las acciones deportivas principalmente, se dice, de fútbol y béisbol profesional.

¡Ya veremos qué pasa!

“Peripatético”
 Por Bateador No. 10. Crítico y analista de múltiples cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s