Ex Presidente de Perú se suicida para no ser detenido; se le investigaba por sobornos de la constructora Odebrecht

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El dos veces presidente del Perú Alan García, se quitó la vida al dispararse un tiro en la cabeza cuando la policía limeña llegó a su domicilio para cumplimentar una orden de arresto en su contra por supuestos delitos de corrupción en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

De acuerdo a versiones de la policía, agentes de División de Investigación de Delitos habían acudido para detener al ex mandatario y este pidió la oportunidad de hacer una llamada por teléfono. Se encerró en su habitación e instantes después se escuchó una detonación. La policía forzó la puerta del cuarto y lo encontró con una herida a la altura de la cabeza.

De inmediato fue traslado al hospital más cercano al domicilio, a donde llegó en estado de gravedad presentando un disparo de arma de fuego en el cráneo “con orificio de entrada y salida”, y ahí los médicos intentaron operarlo para salvarle la vida, pero no lo lograron; horas tarde se confirmó su muerte en voz del actual presidente de aquel país, Martín Vizcarra.

Alan García, de 69 años, gobernó Perú en dos ocasiones primero de 1985 a 1990 y posteriormente de 2006 a 2011 y estaba siendo investigado por presuntos sobornos en la construcción del metro de Lima, proyecto en el que estaba involucrada la constructora brasileña. Ambos periodos de gobierno terminaron entre rumores de corrupción.

Las investigaciones de los sobornos de Odebretcht, a cambio de obtener licitaciones,  han derivado en investigaciones de varios países de Latinoamérica.

En particular, por este mismo caso han sido investigados los últimos 4 ex presidentes de Perú el propio García, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, este último detenido apenas las semana pasada cautelarmente; Humala estuvo en la cárcel y Toledo es prófugo de la justicia.

La situación legal de Alan García se había complicado después de que el pasado domingo se difundiera que la empresa Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la Justicia peruana, reveló que Luis Nava, ex secretario de la presidencia de García, recibió 4 millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s