Desperdicio de alimentos tiene consecuencias sociales y económicas: Hurtado Valdez

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la Segunda Reunión del Grupo de Trabajo Único (GTU), para atender la pérdida y desperdicios de alimentos en nuestro país, fue presentado el avance del documento que se está elaborando sobre los lineamientos estratégicos para atender esta problemática, informó mediante comunicado la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Este evento fue encabezado por el Subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la mencionada dependencia federal, C.P.  Jorge Carlos Hurtado Valdez, quien destacó la importancia de contar con el conocimiento de los expertos para atender este grave problema que trae consecuencias de carácter social, ambiental y económico.

El GTU es un órgano de colaboración conformado por representantes de la Presidencia de la República, diversas Secretarías federales, organismos internacionales, instituciones de educación superior y organismos del sector privado.

De acuerdo con la versión preliminar de estos lineamientos, las acciones para atender la pérdida y desperdicio de alimentos deben enfocarse en tres áreas claves que son: la prevención de la pérdida y el desperdicio, la recuperación de alimentos que pueden aprovecharse, y la revalorización de los residuos orgánicos a lo largo de toda la cadena de producción.

La SEMARNAT, como responsable del fomento a la sustentabilidad de las actividades del sector primario, incluyendo lo referente a los sistemas de producción de alimentos, ha coordinado las tareas a nivel intersectorial y ha logrado consolidar el trabajo y compromiso de cada sector que incide en algún proceso de la cadena de producción y consumo de alimentos.

El Banco Mundial recientemente dio a conocer el estudio denominado “Pérdidas y Desperdicios Alimentarios en México”, según el cual, se pierden o desperdician el 34% de los alimentos que se producen en el país. Basado en el análisis de 79 alimentos, se calcula un desperdicio de 20.4 millones de toneladas cada año, lo que implica grandes impactos ambientales y económicos.

“Este esfuerzo se suma al trabajo que realiza nuestro país para combatir la carencia alimenticia, impulsar la sustentabilidad de los sistemas alimentarios y reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial”, concluyó el comunicado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s