Historia de la Novia del Mar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Caminar y trotar son de las actividades que más se disfrutan realizar en el malecón de Campeche. No importa el momento, por la mañana, por la tarde o por la noche, uno encuentra ese momento de paz interior con la soledad de sus pensamientos. Aunque lo anterior, no significa que ir acompañado o en grupo, el regocijo sea menor.

Y en esa soledad llegar a la mitad del recorrido y encontrar un hermoso oasis que nos hace pensar en la indisoluble armonía de la ciudad y el mar.

Por este oasis, me refiero a la escultura conocida como “La novia del mar” cuya leyenda está inspirada en la esperanza del regreso de un amor perdido.

La novia del mar es una escultura que solitaria a la orilla de playa, mira incansable el horizonte, sentada, con el cabello al viento, entre el ir y venir de aves marinas, arrullada por el fino batir de olas, con los rayos del amanecer a sus espaldas, con el cenit del sol en su frente a mediodía, con la puesta del sol sobre su rostro cuando llega el atardecer y la luz de la luna que cobija su sueño en sempiterna espera.

Este regalo para los ojos y el alma está al alcance de todos. El lugareño, el turista nacional o extranjero, el deportista, el lector de libros, el ciclista y el que pasea en el tranvía; no hay excepciones; Campeche y la novia del mar es una historia de pérdida y paciencia, que nunca se acabará.

“Pluma Campechana”
Por Bertha Paredes M. Escritora y asesora cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s